PIXEL

ARTE
COVID

covidartmuseum

UN MUSEO VIRTUAL
QUE NARRA

LAS DIVERSAS PERSPECTIVAS
PLÁSTICAS
DE LA PANDEMIA
Screen Shot 2020-05-15 at 16.07.23

S urge el Covid Art Museum, formado por tres publicistas españoles Irene Llorca, José Guerrero y Emma Calvo, quienes bautizaron este movimiento como, Arte Covid, movimiento que surgió de manera espontánea en este contexto actual de confinamiento social y pandemia.


”Durante los primeros días de cuarentena nos dimos cuenta de que había muchos amigos y también artistas compartiendo sus creaciones en las redes y que todas tenían como elemento común la pandemia”. Cuando todo pase habrá testimonios, datos y cifras de contagiados y fallecidos y estudios de cómo afectó económicamente el virus en cada país". La gente en sus casas ha aprovechado su tiempo para hacer cosas que no hacía antes, como pintar, dibujar o hacer fotografías de esta manera nos cuentan cómo están viviendo la situación.

"Cuando todo pase habrá testimonios, datos y cifras de contagiados y fallecidos y estudios de cómo afectó económicamente el virus en cada país", explica Guerrero, que también ve fundamental recoger un testimonio "emocional" y en este caso artístico de cómo el virus ha afectado a las personas.

Cada periodo histórico tiene su representación artística, la crisis sanitaria también ha dejado un profundo rastro en el arte, que para Llorca es "la expresión de los sentimientos y de las emociones" y "de lo que vive uno cada día". "La pandemia supone un gran punto de inspiración porque al final los artistas están contando lo que están viviendo. Es una situación excepcional e histórica. Se despiertan estímulos nuevos que arrancan a la gente a contar y crear cosas nuevas", afirma.

Guerrero asegura que proyectos como este " abren nuevas posibilidades de cómo enfocar el arte", que a veces sigue siendo "conservador", y pueden suponer una oportunidad para que los museos atraigan nuevos públicos. Para que las obras sean incluidas en el museo, los artistas pueden enviar sus creaciones a la cuenta de Instagram rellenando un formulario que está disponible en el perfil o bien etiquetando sus obras con el hashtag #covidartmuseum. Aunque de momento el Museo es "necesariamente digital", sus creadores "no descartan", cuando todo pase, llevar estas obras al formato físico, un cierre "muy bonito" para una iniciativa con fecha de caducidad.